Saltar para: Post [1], Pesquisa e Arquivos [2]

A-24

A verdadeira de Chitalu, o jogador que fez 107 golos no ano de 1972

por A-24, em 13.12.12

 Minutos antes de la medianoche del 27 de abril de 1993, el motor izquierdo de un Buffalo DHC-5D empieza a arder a 500 metros de la costa de Gabón. En el desvencijado avión militar, propiedad del Gobierno de Zambia, viaja la selección absoluta de fútbol con destino a Senegal, donde han de disputar un partido clasificatorio para el Mundial de Estados Unidos 94.
El equipo viene de jugar en Islas Mauricio un encuentro de la Copa de África de naciones. En su ruta hacia Dakar, la aeronave necesita realizar escalas técnicas en Brazzaville (Congo), Libreville (Gabón) y Abidjan (Costa de Marfil) para atravesar en diagonal todo el continente africano.
Aquel avión parecía gafado: dos años antes, sobrevolando territorio congolés, el aparato con todo el equipo a bordo fue interceptado por la Fuerza Aérea de dicho país y los jugadores, arrestados hasta que la intervención diplomática logró liberarles.
Ahora, con un motor en llamas, el piloto intenta sujetar el avión usando el motor de hélice derecho. No lo logra. El Buffalo se estrella y fallecen en el acto 18 futbolistas, 2 entrenadores, 5 componentes de la Federación y los 5 miembros de la tripulación. Es decir, todos los que iban a bordo. El único superviviente, si se puede entender así, es Kalusha Bwalya, la estrella del equipo. Al estar jugando en el PSV Eindhoven, se desplazaba por su cuenta desde Holanda a Senegal.

Futbolista del año cinco veces
Desconocido para el fútbol occidental, Ucar Chitalu, cinco veces futbolista del año (68, 70, 72, 78 y 79), es considerado el mejor jugador en la historia de Zambia junto a Computer Chitalu y Kalusha Bwalya . Así lo certifica el historiador Jerry Muchimba, que investigó profusamente su figura y, sobre todo, aquel mítico registro de los 107 goles.
Chitalu nació en Luanshya, al norte de la capital, Lusaka, el 22 de octubre del 47. Tras jugar en equipos menores, fichó por el Kitwe United en 1965. Con ellos estableció un singular récord de 81 goles en Liga en la campaña 67-68. Pero el registro que nos ocupa llegó cuatro años después, en 1972, recién fichado por el Kabwe Warriors.
Para arrojar luz sobre ese impresionante logro de 107 tantos a lo largo del año natural, en todas las competiciones, Muchimba buceó en las polvorientas hemerotecas de los periódicos zambianos, desarrollando un prolijo y detallado informe sobre sus goles.
Este exhaustivo estudio no concede validez alguna al registro, no homologado ni por la Federación del país ni por la FIFA, pero de alguna manera rescata la asombrosa gesta.

La justicia del fútbol
Dos décadas después, el 2 de febrero de 2012, la selección de Zambia ganó a Costa de Marfil (por penaltis) y se proclamó campeona de África de naciones por primera vez en su historia. Kalusha Bwalya, presidente de la Federación de Fútbol zambiana, volvió a llorar, emocionado, con la Copa en los brazos. “Llevaba esperando este momento desde 1993”, confesó.
A petición suya, toda la selección se trasladó a la playa de Gabón donde se produjo el accidente. “Quería establecer una conexión entre las dos selecciones”. La ultraemotiva ceremonia fue el mejor homenaje póstumo a quienes se dejaron la vida por un equipo de fútbol. Entre ellos, un tipo que llevaba en su equipaje 107 goles anotados en un año natural: Godfrey Ucar Chitalu. Un futbolista que dejó un registro descomunal que, al haberse producido hace 40 años en el África profunda, con todo lo que eso conlleva, carece de la homologación y de la oficialidad pertinente.
El récord es de Messi a todos los efectos. Pero Chitalu merece, al menos, que nadie le olvide como futbolista.
Artigo completo